Día del Noviciado

Santa GertrudisEl día 16 de Noviembre, el noviciado del Monasterio celebra a su Santa Patrona: Santa Gertrudis de Helfta, monja benedictina y mística alemana del siglo XIII, que recibió el apelativo de “Magna” o “Grande” debido a su “talla cultural y evangélica”.

Santa Gertrudis nace el 6 de enero de 1256, pero nada se sabe acerca de su origen:  «La he elegido como morada mía porque me complace que todo lo que hay de amable en ella sea obra mía (…). Precisamente por esta razón la alejé de todos sus parientes, para que nadie la amara por razón de consanguinidad y yo fuera el único motivo del afecto que se le tiene» Santa Gertrudis, Las Revelaciones, I, 16

A la temprana edad de cinco años entra para formarse, en el Monasterio de Helfta y allí transcurrirá toda su existencia. Se destacó por su capacidad de estudio, a lo que se entregó con ardor y entusiasmo. De estudiante pasa a consagrarse totalmente a Dios en la vida monástica. Luego de 20 años de consagración, Gertrudis tuvo una conversión, a partir de la cual se intensifica su vida íntima con el Señor, ligada siempre a los tiempos y fiestas litúrgicas. Pasa así de una preferencia por los estudios profanos, a los teológicos, y de una observancia monástica “negligente”, a una vida de oración mística.

Entre sus obras se cuentan el Heraldo del amor divino (Las revelaciones) y los Ejercicios espirituales.

Santa Gertrudis muere el 17 de noviembre de 1301 o 1302, cerca de los 46 años.

 

Te invitamos a conocer más de esta santa a través de su ICONOGRAFÍA:

Iconografía de Santa Gertrudis (pdf)

 

Introducción al Oficio de Lecturas en la fiesta de Santa Gertrudis

Nuestro espíritu, Señor, madruga por ti, antes de la aurora venimos a tu presencia. Traemos nuestras lámparas, para ser llenadas de tu aceite, y nuestros cántaros vacíos, para que tú los colmes con tu agua. Déjanos beber de tu fuente y saciar nuestra sed, déjanos sumergirnos en los ríos de agua viva que brotan de tu corazón manso y humilde, como se lo concediste a Santa Gertrudis. Queremos adorarte en espíritu y en verdad, porque sabemos que tú estás aquí en medio de nosotras, y tu soplo alienta en nuestras voces la alabanza que entonamos en nombre de tu amada, la Iglesia.

Te pedimos, por intercesión de Santa Gertrudis, ser cauces donde la corriente de tu gracia fluya hacia todos los hombres, y por tu luz, tengan vida en abundancia.

Noviciado de Rengo, 2017

Santa Gertrudis, Audiencia General Benedicto XVI, 2010 (pdf)

Gertrudis

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.