RAÍCES BENEDICTINAS
A finales del siglo tercero, cuando el cristianismo se empieza a “tornar religión oficial”, los monjes, siguiendo la tradición de San Antonio, empiezan a invadir las soledades del desierto, especialmente en Egipto.
¿Qué van buscando? Son cristianos inconformistas que quieren vivir el Evangelio a tope, con radicalidad, sedientos de un encuentro personal con Dios.
Al principio se trataba de verdaderos solitarios, eremitas, luego nacieron nuevas formas de vida comunitaria con San Pacomio, San Basilio y San Agustín.

historia_1

VIDA DE SAN BENITO
San Benito recoge esta rica herencia y con un extraordinario don de síntesis da forma al monacato occidental.
Aparece el Santo en un momento histórico que tiene mucho parecido con el actual, una época de crisis, motivada en parte, por un profundo cambio cultural. Nace hacia el 480 en una ciudad al norte de Roma, Nursia; empieza a estudiar en Roma pero su búsqueda interior le lleva pronto a retirarse a la soledad:

“IGNORANTE A SABIENDAS Y SABIAMENTE INDOCTO”
nos dice San Gregorio Magno,único biógrafo de Benito.

Vive una vida eremítica en Subiaco para más tarde organizar doce pequeños monasterios de vida común y pasar luego a Montecasino. Allí madura su proyecto y escribe su Regla.
Allí también termina sus días en el año 547.

La Regla de San Benito ha tenido una extraordinaria difusión, su equilibrio parece explicar su vitalidad y actualidad. Es su más auténtica biografía ya que
“EL SANTO VARÓN EN MODO ALGUNO PUDO ENSEÑAR OTRA COSA QUE LA QUE ÉL MISMO VIVIÓ”. Gregorio Magno, Diálogos

Los monjes tuvieron siempre mucho que ver en las tareas evangelizadoras de la Iglesia. Además los monasterios benedictinos desarrollaron, especialmente en occidente, una labor cultural. De ahí que el Papa Pío XII en el XIV centenario de la muerte de San Benito lo declara en 1947 “Padre de Europa”, y años más tarde, en 1964 Pablo VI, con motivo de la consagración de la Iglesia de Montecasino, lo proclama solemnemente, “Patrono de Europa”.
Por todas estas condiciones, el monje de San Benito resulta:

“HERMANO UNIVERSAL, EVANGELIZADOR,
MENSAJERO DE PAZ Y AMOR”. Juan Pablo II
En la actualidad la liturgia de la Iglesia celebra la Fiesta de San Benito el 11 de julio, pero además, los Monasterios Benedictinos celebran su Tránsito al cielo el 21 de marzo.

historia_2

SANTA ESCOLÁSTICA
Son pocos los datos biográficos que se tienen de esta santa, se sabe únicamente que fue hermana de San Benito, que nació en Nursia, Italia y que se entregó a Dios, como su hermano, siguiéndolo a Montecasino.
Santa Escolástica – nos cuenta San Gregorio Magno en el Libro de los Diálogos – vivía en un Monasterio de monjas, cerca de su hermano Benito a quien solía visitar. En uno de esos encuentros, luego de pasar un día en oración y fraternidad, pidió a su hermano hacer una vigilia para pasar toda la noche orando, presintiendo que sería el último encuentro.

historia_3

Benito rechaza este pedido y ante la negativa, Escolástica se puso a rezar. Una lluvia torrencial comenzó a caer sobre el lugar, Benito se vio forzado a permanecer con ella y reprendiéndola exclama: “¡Dios te perdone hermana! ¿Qué has hecho?” A lo cual ella responde: “¡Te pedí algo y no me lo concediste. Se lo pedí a mi Señor y me lo concedió!”.
Al narrar este hecho, San Gregorio reflexiona acerca de Escolástica:
“PUDO MÁS PORQUE AMÓ MÁS”. Lib II, 33

historia_5