5
benedictinas-de-Rengo-2724
DSC01042
benedictinas-de-Rengo-2452
benedictinas-de-Rengo-2360

Desde el AMANECER hasta el ANOCHECER la vida monástica benedictina es una vida sencilla en la cual a través de
la Oración,
el Trabajo,
la Vida Fraterna,
y la Acogida,

la monja busca incansablemente a Cristo, figura que la llama y la fascina.

Coro
Su día se transforma en un acto de amor y de obediencia al Evangelio que la une a la obra de Jesús para la salvación del hombre.

“MONJE ES AQUEL
QUE ESTÁ SEPARADO DE TODOS Y UNIDO A TODOS”.
Evagrio Póntico

La vida de la Comunidad transcurre dentro de los claustros del Monasterio, en el silencio, retirada del mundo, pero en permanente apertura a éste.

Experimenta luces y sombras, soledad y comunión, búsqueda y encuentro; quiere ser con la Iglesia, signo profético de comunión y de paz, anticipando el Reino de Dios.

En la vida de comunidad nos congrega una sed común, una misma fe, un mismo deseo de hacer realidad la vida de las primeras comunidades cristianas. “SON MONJES LOS QUE VIVEN JUNTOS Y SON UNA SOLA COSA Y UNA SOLA ALMA”. San Agustín

NUESTRA-VIDA

Son valores claves de la Regla de San Benito el buscar a Dios en Cristo, la síntesis entre unidad y diversidad, el sentido de paz y armonía en todo, la corresponsabilidad, el carácter familiar de la fraternidad monástica, la sencillez y humanismo evangélico. Además de la Regla, la monja está sujeta a la figura de la Abadesa, que  “HACE LAS VECES DE CRISTO EN EL MONASTERIO”. Regla de San Benito (RB 2,2).
É
sta, para San Benito,debe mostrar,

“TODO LO QUE ES RECTO Y SANTO MÁS A TRAVÉS DE SU VIDA PERSONAL QUE DE PALABRA” (RB 2, 12),
…debe ser

“DESINTERESADO, SOBRIO, MISERICORDIOSO”, y saber que “HA VENIDO A SERVIR MÁS QUE A PRESIDIR”. RB 64, 8.9

IMG_3712

La monja aspira a la PAZ -lema benedictino por excelencia- y ésta supone un escuchar lo que nos pide Cristo hoy y lo que esperan de nosotros los hombres:

la paz en nosotros mismos,
la paz en nuestra comunidad,
la paz entre los hombres,
la paz con el mundo de las cosas,
la paz con Dios.

La monja contempla a María como modelo sublime de consagración a la voluntad del Padre, de unión con su Hijo y de docilidad al Espíritu Santo, y por medio de ella aprende a ser morada de Dios en el mundo, es decir, a ser IGLESIA.

En todas las acciones que realizamos, hasta en las más sencillas buscamos dar gloria a Dios como nos pide San Benito:“QUE EN TODO SEA DIOS GLORIFICADO”. RB 57,8

 

hermanas_caminando

¿QUÉ SIGNIFICA SER MONJA?

La monja es una persona que desea alcanzar el fin último de su vida con toda conciencia. Aunque ello le suponga ciertas renuncias, quiere buscar en el centro de su ser la reconciliación, la armonía y la felicidad.

El camino para conseguir este fin es el SEGUIMIENTO DE CRISTO, la figura del cual la llama y la fascina. Seguir el Evangelio la hace sensible a los valores auténticos de la vida humana y la introduce en una esfera o ámbito de MISTERIO y ADMIRACIÓN, desde el que supera la fragmentación y la superficialidad a la que está sujeta la sociedad actual.

Esta condición no la convierte en una persona individualista y egoista. Las monjas llevan en ellas el MUNDO Y LE DAN VIDA con su propia sangre y oración. Se sitúan en el corazón de una sociedad destinada por Dios a transparentar el misterio de Cristo muerto y resucitado.

Iniciamos la jornada con la celebración del Oficio Divino. A través del día, varias veces volverá a resonar EN EL CORO LA ALABANZA.

Se prolonga en la Lectio Divina, que nos invita a abrirnos a escuchar y conocer a Dios. EL EJE CENTRAL DEL DÍA ES LA EUCARISTÍA.

Vivimos de nuestro trabajo realizado en los diferentes Talleres del Monasterio: ornamentos litúrgicos, artesanía religiosa, santitos, productos naturales y otros.

HORARIO

DE LA JORNADA MONÁSTICA

DÍAS DE SEMANA

OFICIO DE LECTURAS

5:30

LECTIO DIVINA

LAUDES

 7:00

EUCARISTÍA

7:30

TRABAJO

9:00

SEXTA

12:30

Almuerzo

12:55

NONA

14:30

Recreo Comunitario

TRABAJO

15:30

VÍSPERAS

18:00

LECTIO DIVINA

Comida

19:55

COMPLETAS

20:40

Silencio mayor hasta el día siguiente después de la Eucaristía. Este tiempo de la noche y del amanecer está reservado exclusivamente a la oración silenciosa en la presencia de Dios.

DOMINGO Y DÍAS DE PRECEPTO

EUCARISTÍA

11:00
  • 8 8
  • 6 6
  • 5b 5b
  • 5 5
  • 11 11
  • 12 12
  • 13 13
  • 2 2
  • 1 1
  • 10 10
  • 7 7
  • 3 3
  • 4 4
  • 9 9