En Santiago, entre los días 11 y 13 de septiembre tuvo lugar el encuentro de La Vida Consagrada titulado “De la desolación a la esperanza”, organizado en conjunto por la Vicaría para la Vida Consagrada y la CONFERRE de Chile que contó con la presencia de Monseñor José Rodríguez Carballo, OFM, secretario para los Institutos de Vida Consagrada y Sociedades de Vida Apostólica del Vaticano. 

Como comunidad participamos enviando a dos hermanas al Encuentro con la Vida Contemplativa, que contó con la presencia de un gran número de hermanas contemplativas de nuestro país: Carmelitas, Dominicas, Clarisas, Agustinas, Adoratrices, Trapenses y Benedictinas, entre otras.

Monseñor Rodriguez Carballo valoró mucho la presencia de la Vida Contemplativa en la Iglesia y en nombre del Santo Padre el Papa Francisco nos animó a vivir con autenticidad nuestra vocación de contemplativas.

En su conferencia recorrió los pasajes más importantes tanto de la Vultum Dei Quaerere como de la Cor Orans, ambos documentos dirigidos a la Vida Contemplativa.

También participamos del encuentro para Formadores donde Monseñor Carballo con mucha claridad habló de la importancia de la formación y del discernimiento vocacional, tan necesarios en nuestro tiempo actual donde la juventud está expuesta a un continuo cambio e inestabilidad.

Mostrar la belleza del seguimiento de la Persona de Jesucristo, donde el joven haciendo un proceso que conlleva tiempo, paciencia y misericordia va asimilándose a Jesús en sus sentimientos hacia el Padre.

Fue una hermosa oportunidad de encuentro especialmente en este difícil tiempo de  nuestra Iglesia en que no caminamos en solitario, pues nos necesitamos unos a otros.